Hoy la Feria de Abril reserva 4 horas sin ruido ni música para que puedan ir las personas con autismo

20190506_Feria de Abril

Hoy la Feria de Abril reserva 4 horas sin ruido ni música para que puedan ir las personas con autismo

Estamos muy contentas de que haya entidades que, gracias a esta acción, han visibilizado el autismo en comunidades de feriantes, ayuntamientos, otras entidades y medios de comunicación.

Llevamos tiempo reflexionando sobre lo que suponen este tipo de acciones, y hemos llegado a la conclusión de que limitar la adaptación a un tiempo concreto no va de acuerdo con el concepto de inclusión que defendemos desde Junts Autisme. Es un primer paso e, insistimos, estamos contentas, pero creemos que se puede ir más allá.

Creemos que la inclusión real pasa por modificar el entorno de manera que una persona con autismo pueda acceder a una instalación, sea la que sea, cuando quiera: no en horas reservadas a su colectivo. Creemos que de esta manera sí, se adapta el entorno, pero también se continúa segregando.

¿Cómo sería la inclusión que proponemos?

Adoptando medidas que permitan a las personas con autismo asistir a los lugares que quieran cuando quieran, no sólo en horas limitadas. ¿Queremos crear un espacio accesible? Hagamos colas alternativas para las personas que tienen dificultad para esperar durante largo rato; ¿Queremos reducir el impacto auditivo? Pongamos a disposición auriculares aislantes del ruido para quién los necesite; ¿Queremos reducir el impacto visual? Busquemos la manera de hacerlo con unas gafas especiales. Pongamos a disposición de las personas que lo necesiten también espacios de descanso, zonas de privación sensorial dónde poder ir a tranquilizarnos en un ambiente libre de estímulos.

Costó mucho convencer i concienciar sobre la necesidad de reducir las barreras arquitectónicas, imaginemos por un momento, que, en los establecimientos comerciales, en las ferias, en los edificios públicos se pusieran las rampas de acceso solo durante una hora al día, o durante dos horas a la semana. El resto de horas, el acceso estaría vetado a las personas con movilidad reducida. Todos estamos de acuerdo en que no sería una solución inclusiva ni 100% accesible.

Con las adaptaciones de los espacios para personas con autismo (o con otras diversidades funcionales psíquicas) pasa lo mismo: inclusión significa adaptar el espacio para que estas personas ejerzan el derecho a poder visitar los lugares que quieran cuando quieran, del mismo modo que lo hacen las personas sin diversidad funcional.

Foto: Canal sur

comunicacio
comunicacio@juntsautisme.org
No Comments

Post A Comment