Un estudio americano compara la intervención mediante método Denver con intervención estandarizada

20190321_Mètode Denver

Un estudio americano compara la intervención mediante método Denver con intervención estandarizada

Un estudio publicado en el Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psichiatry publicado el 2 de marzo de 2019 intenta comparar el método Denver con las técnicas de intervención estandarizadas en Estados Unidos.

La muestra de análisis fue de 118 infantes de entre 14 y 24 meses diagnosticados de autismo. A estos 118 niñxs se les repartió aleatoriamente en dos grupos: un grupo seguiría el método Denver y el otro seguiría con sus terapias hasta el momento.

El motivo del estudio es corroborar un estudio anterior sobre el método Denver que anunciaba más avances en los infantes a los que se intervenía mediante esta técnica. La característica más importante de este estudio es la edad de lxs niñxs analizados: es la primera vez que se evalúan infantes de menos de un año y medio, cosa que podría dar más información sobre la utilidad de la atención temprana.

El método Denver

El ESDM (Método de Inicio Temprano, en inglés Early Start Denver Model) busca aprovechar la plasticidad del cerebro (la capacidad de adaptación y reeducación cerebral) que tienen lxs niñxs menores de 6 años. Con este método se pretende desarrollar y mejorar la comunicación, la imitación, el lenguaje (verbal y no verbal), la atención, las ganas de relacionarse con los demás y, sobretodo, el juego.

De hecho, las sesiones se basan sobre todo en el juego del/la niñx. En estas sesiones tanto el/la terapeuta como los padres realizan actividades lúdicas cortas y diversas (para mantener la atención y que pueda aprender) durante una hora máximo. Normalmente el tiempo de intervención es de entre 10 y 20 horas por semana.

El estudio

Se realizó en dos fases, la primera se analizó la evolución del lenguaje (y sirvió para comparar este estudio con el del 2010), y la segunda incluía también comportamiento adaptado, severidad en el autismo y coeficiente intelectual. Se realizó en tres sitios separados geográficamente y siguiendo unos criterios de admisión concretos (ser de habla inglesa, estar diagnosticado de autismo por dos profesionales diferentes o vivir a menos de 60km de uno de los tres centros de evaluación, entre otras).

Resultado y conclusiones

Se concluyó, en una primera instancia, que lxs niñxs que recibieron intervención según el método Denver mostraron una mejor evolución en el área del lenguaje que lxs niñxs que siguieron con sus terapias en dos de los tres sitios analizados.

Por lo que a la severidad del autismo, evolución del CI y análisis del comportamiento se refiere, se vio que en lxs niñxs que tenían un CI más alto había un descenso de la severidad del autismo después del tratamiento con Denver; pero en lxs niñxs con un CI menor, las terapias convencionales les eran más útiles.

Si bien es cierto que en el área del lenguaje el método Denver, como está demostrado empíricamente, es muy útil, el estudio concluye que, en comparación con el estudio realizado en el 2010 existe menos diferencia en la evolución con el método Denver y sin él. Esto se puede deber a que se han ido mejorando los otros métodos de intervención: hay más profesionalización y más especialización sobre autismo.

Nos gustan las últimas reflexiones del estudio, que os copiamos aquí abajo:

“cuando niños y niñas muy pequeñxs con autismo reciben la suficiente cantidad de intervención de calidad, actualizada, de apoyo conductual e individualizada, hay resultados positivos tanto si se sigue un método como si se sigue otro. Es necesario, por eso, realizar estudios específicos en los otros métodos de intervención para determinar cuáles pueden ser más útiles.”

 

comunicacio
comunicacio@juntsautisme.org
No Comments

Post A Comment