¿Feliz día mundial del/la trabajador/a?

20190430_Projecte EVI

¿Feliz día mundial del/la trabajador/a?

Hoy celebramos el Día Mundial del Trabajador/a. El derecho al trabajo es un derecho fundamental para el hombre y la mujer y queda recogido en el artículo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un documento que deberíamos aprender y entender en primaria para saber qué nos toca y qué nos es debido sólo por el simple hecho de nacer. Quizás con este empoderamiento, las cosas serían muy distintas.

Repasemos el artículo 23:

Artículo 23: Derecho al trabajo digno

  1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su ocupación, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo, y a la protección contra la desocupación.
  2. Toda persona, sin ninguna discriminación, tiene derecho a salario igual por igual trabajo
  3. Todo el que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria que asegure para él y su familia una existencia conforme a la dignidad humana, completada, si es necesario, con otros medios de protección social.
  4. Todo el mundo tiene derecho a constituir sindicatos para la defensa de sus intereses y afiliarse a ellos.

Parece mentira de qué manera se vulneran, día a día, y en diferentes situaciones y contextos, todos y cada uno de los puntos de este derecho.

Somos una sociedad plural que debería basarse en la convivencia igualitaria entre diferentes religiones, diferentes razas, edades y, evidentemente, capacidades. Pero por intereses económicos, prejuicios, miedos, sentimientos de propiedad confundidos y otras mil acepciones, esto, claramente, no es así.

El derecho al trabajo digno para personas con diversidad funcional

Los Derechos fundamentales engloban a todas las personas. Sin excepción. También a las personas con diversidad funcional. También a aquellas personas que necesitan más tiempo para llevar a cabo un trabajo. También a aquellas personas erróneamente llamadas “menos productivas” o “no productivas”. En esta sociedad de la producción y el consumo convulsivos, del estrés, de la sobre información, de la sobre estimulación, la sobre exposición y la imagen, una sociedad que todo el día corre, que no tiene tiempo para reflexionar ni para ver, aquí y ahora, quizás podríamos pararnos un segundo.

Paremos un segundo, pues

Pensemos si realmente esto es lo que queremos tanto para nosotrxs como para nuestrxs hijxs. Si esta es la sociedad que queremos. “Toda persona tiene derecho al trabajo” y este trabajo debe implicar una “remuneración equitativa y satisfactoria que asegure para él/ella y su familia una existencia conforme a la dignidad humana”.

Exacto. También para las personas con autismo. Correcto.

Estas personas quizás necesitan más tiempo para llevar a cabo ciertos trabajos. ¿Cómo conseguiremos hacer una sociedad mejor? ¿Basándonos en términos de producción cualitativos o basándonos en temas de inclusión cualitativa?

No es un colectivo minoritario. Y aunque lo fuera, ¿qué?

El año pasado el Centro por el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos publicó un estudio en el que se demuestra que la prevalencia de los casos de autismo ha incrementado en los últimos años (de 1 cada 68 nacimientos en el año 2012 a 1 cada 59 nacimientos este año). En Europa, la prevalencia aún se mantiene en 1 cada 100 nacimientos a falta de estudios que actualicen la cifra.

El autismo cada vez es una realidad más presente a nuestro alrededor. Es hora de dedicarle la atención que se merece. Y, aunque la prevalencia no hubiera aumentado, también se merecería su espacio en las políticas sociales de los estados, al igual que todas las diversidades funcionales.

Ya vale

Algo en materia de distribución de presupuestos no funciona en Europa como tendría que funcionar, y debemos empezar a formarnos y a informarnos para contar con las herramientas para hacer que esto cambie.

Es hora de empezar a invertir en formación adaptada y de incentivar de manera efectiva a las empresas con programas y políticas de inclusión. De la misma manera que deben hacerse obligatoriamente cursos en seguridad o prevención de riesgos laborales, deberían hacerse obligatoriamente cursos en conocimiento de la diversidad de la sociedad e inclusión.

Empecemos a cambiar esta sociedad individualista y mecanizada. Queremos crear una sociedad humana. Y lo haremos. Poco a poco. Imparables.

comunicacio
comunicacio@juntsautisme.org
No Comments

Post A Comment