La Junta Electoral Central da marcha atrás en el condicionamiento al derecho a voto de las personas con discapacidad

20190319_Votar

La Junta Electoral Central da marcha atrás en el condicionamiento al derecho a voto de las personas con discapacidad

Según un artículo publicado en la web de Autismo España, hace pocos días trascendió a los medios de comunicación que la Junta Electoral Central (a partir de ahora FEC) disponía que durante las próximas elecciones de abril y mayo el derecho a voto de las personas con diversidad funcional se revisara desde las mesas electorales: se daba potestad a interventores y apoderados de escribir el DNI de las personas con diversidad funcional que consideraran que no estaban ejerciendo su derecho a voto de manera consciente, libre y voluntaria.

Nuestra sorpresa

Este hecho nos generó sorpresa e indignación, primero, porque creemos que en el tiempo que dura el proceso de poner la papeleta dentro de la urna y la toma de datos no se puede emitir una opinión clara sobre la persona que ejerce el voto. Nos parecía una constatación más de la facilidad con la que se emiten prejuicios y se propagan estigmas.

Además, lo vimos como un gesto que dinamitaba el texto inclusivo de la LOREG (Ley Electoral) y, además, una contradicción un tanto hipócrita si lo comparamos con el funcionamiento del sistema alrededor de las personas con diversidad funcional: sus familiares i/o cuidadores ya tienen potestad sobre todos los aspectos de la vida de muchas de estas personas, pero no pueden apoyarlos con el derecho al voto ¿Estas personas no pueden escoger, aunque sea con el acompañamiento de las personas que las cuidan y quieren, quién las representará en parlamentos y ayuntamientos? ¿A qué nos conducirá esto? Claramente, a una falta de representación de las personas con diversidad funcional en la administración.

Reflexionando llegamos también a la conclusión de que todxs somos manipulables y vulnerables en algún momento; todos y cada uno de nuestros votos podrían apartarse del sistema por un motivo o por otro. Este intervencionismo de la JEC nos pareció alarmante, no sólo por la vulneración de derechos de las personas con diversidad funcional, sino un poco más allá: cuando se empiezan a fijar límites, muchas veces cuesta parar.

La corrección

Hoy hemos sabido gracias a los medios de comunicación que la JEC ha dado marcha atrás en sus disposiciones gracias a la presión de órganos como el CERMI, Autismo España y otras asociaciones así como algunos diputados como Íñigo Alli (UPN). La JEC alega que son sensibles a la demandas y observaciones que se le han dirigido y que, en realidad, el planteamiento que proponía “podría aplicarse a personas grandes que no estén en plenas facultades e incluso a alas que acudan a las urnas ebrias”.

Todos merecemos ser representados. Tengamos las capacidades que tengamos. Los partidos que piensan en la diversidad funcional y que incluyen medidas directas en su programa merecen dar voz a lxs que, hasta ahora, habían sido excluidxs. Y lxs que habían sido excluidxs, merecen que se les oiga. Con plenos derechos.

comunicacio
comunicacio@juntsautisme.org
No Comments

Post A Comment