Intervención personalizada

Qué hacemos > Intervención personalizada

Todos podemos aprender

La mayoría de las personas aprendemos de forma incidental, desarrollamos aprendizajes basados en las experiencias, por imitación. El autismo hace que los niños que lo padecen no puedan alcanzar aprendizajes que se desarrollan en el resto de los niños de forma espontánea.

 

Para que los niños y personas con autismo aprendan, a menudo es necesario un aprendizaje en un entorno muy estructurado con la utilización de metodologías específicas y adaptaciones tecnológicas y materiales. El objetivo es trasladar las habilidades aprendidas en entornos naturales, como el aula ordinaria o de otras situaciones de vida cotidiana y social.

 

En la intervención psicoeducativa especializada utilizamos diferentes metodologías, dependiendo de la edad de la persona con autismo y de sus características, como son:  ABA, TEACCH, PECS y DENVER.

 

Cada uno de estos niños y niñas cuenta con una coordinadora de intervención y con un programa individualizado, hecho a medida, donde se especifican los diferentes objetivos a alcanzar. Estos objetivos se revisan de manera mensual consensuados con la familia, el equipo de profesionales de la fundación y otros agentes implicados, como los profesionales de la escuela o de otros ámbitos.

Intervenció personalitzada